Ecommerce para tu empresa Coronavirus Taller Agencia

Oportunidades en tiempos de crisis

Oportunidades en tiempos de crisis

“Vender en Internet ya no es un deseo, sino una necesidad”

Uno de los factores más importantes que pone de manifiesto la crisis económica, es que el tejido empresarial no está adaptado a los nuevos canales y formas de venta. Vender por Internet, al igual que cualquier otro canal de venta y por más que se discuta, requiere de una implicación y profesionalización empresarial muy importante, tanto por parte del cliente como por parte de equipo gestor.

“A mayor experiencia del equipo gestor, más ventas”

En mis 15 años de carrera profesional, he podido comprobar de primera mano cómo muchas empresas y emprendedores estaban en Internet por el simple y mero hecho de estar, porque se seguía la máxima de “si estoy, vendo”. Así como multitud de agentes denominados expertos, oraban y promovían técnicas infalibles para conseguir más clientes a través de Internet de forma sencilla y en tan sólo unos pasos.

Todo esto nos indica, que debemos pasar del “hazlo por ti mismo” al “tómatelo en serio”. Vender en Internet ya no es un deseo, sino una necesidad.

En la actualidad, por las circunstancias que toda la población está viviendo, se está poniendo en valor un conjunto de oportunidades importantes, las mismas que se prevén como imprescindibles para mantener la supervivencia de multitud de empresas y autónomos.

Cambio en las tendencias de venta

Desde hace algunos años y gracias al afloramiento de herramientas tales como Instagram, todas las estrategias tenían un componente de captación de público joven, los llamados nativos digitales, ya que se entendía que estos jóvenes digitalizados serían los futuros clientes de nuestro producto y/o servicio. Se seguía la máxima de que el público “de mayor edad” no sería cliente digital, ya que este prefería hacer sus compras en tiendas físicas. A día de hoy esa tendencia, en lo que a e-commerce, comercio electrónico se refiere, ha cambiado de manera brusca, ya que la necesidad imperiosa de adquirir productos de primera necesidad, ha obligado a que un gran número de personas no usuarias de este tipo de plataformas tenga que adaptarse y comience a utilizarlas, a veces como única opción de compra posible.

“Uno de nuestros clientes de alimentación ha quintuplicado sus ventas a través de su web en tan sólo dos meses”

Por todo ello, y por la experiencia adquirida, considero que nos encontramos en un periodo ideal para que todas aquellas empresas tradicionales, apuesten firmemente por Internet como canal ideal de venta.

Como mención especial, considero que todas aquellas empresas del sector de la alimentación, agrícolas y ganaderas, acostumbradas a modelos de negocio tradicionales (y efectivos como única opción hasta la fecha), deben adaptar parte de su negocio a la venta por Internet , o bien, crear líneas efectivas de comunicación y distribución, que permitan que su producto pueda llegar al consumidor final. Esto no solo redundará en un incremento de su cifra de negocio, sino que supondrá el aumento del reconocimiento de su marca, pues si existe demanda de su producto, su marca será más visible frente a distribuidores y paralelamente en otros canales.


¿Una PYME puede aplicar Big Data? - Taller Agencia

¿Una PYME puede aplicar Big Data?

¿Una PYME puede aplicar Big Data?

Como viene siendo habitual en la comercialización de novedosos servicios de alto valor añadido, las principales empresas que comienzan a mostrarlo al mundo son grandes y poderosos actores. En la mayoría de estos casos, el precio de adquisición es tremendamente elevado como para que una PYME pueda asumirlo en su propio presupuesto, siendo por tanto consumidos, en fases tempranas desde su aparición, casi en exclusiva por grandes empresas. Con esto no quiero decir que las grandes empresas sean las culpables de que las PYMES no puedan implantar y beneficiarnos de estos servicios, sino que también las PYMES tenemos algo de culpa ya que, en un gran porcentaje de éstas no existe una iniciativa de progreso, implantación y mejora de acciones novedosas.

Llegados a este punto, me hice una reflexión importante, “¿por qué no?”.

Si nos centramos en el porcentaje de empresas que sí quieren mejorar en su día a día, esas que tienen la motivación y conocimiento suficiente como para saber que existen herramientas que les permitirá mejorar, nos encontramos con el hándicap presupuestario. En este caso, y siendo nosotros una PYME, entendimos que teníamos que trabajar por desarrollar un servicio global de Big Data que aporte un gran valor añadido y que, sobre todo, haga que una PYME pueda asumirlo. En este caso, las cuestiones que tuvimos en cuenta son:

  • Tenemos que buscar un sistema que nos permita tener una gran computación a bajo coste. Para resolver esta cuestión, hicimos que ésta se ejecutara en Cloud mediante el modelo de pago por uso.
  • Tenemos que focalizarnos en varias industrias. Claro está que no se puede saber de todo, por tanto para resolver esa cuestión utilizamos una estrategia de colaboración empresarial con profesionales de dichos sectores los cuales nos ayudaran a identificar los beneficios sobre los clientes potenciales.
  • Tenemos que implantar o desarrollar herramientas que nos permitan diferenciarnos y llegar a dónde queremos llegar. En este caso, y tras un estudio de las herramientas tecnológicas existentes, decidimos que necesitábamos más agilidad, flexibilidad y sobre todo, herramientas que nos permitan profundizar en los datos tanto cómo nosotros quisiéramos. Para ello, tomamos la decisión de invertir en el desarrollo de nuestro propio ‘Smart Big Data Framework’.
  • Y sobre todo, tenemos que formarnos en el nuevo servicio que queremos ofrecer. Aquí decidimos conocer e indagar cómo lo habían hecho los líderes en el mundo para definir nuestra propia estrategia de formación.

Dicho todo lo anterior, concluyo diciendo que sí, una PYME puede implantar procesos de Big Data sobre su estructura y que pueden ser asumidos en su presupuesto ya que, entre otros, hay herramientas, procesos y muchísima documentación que puede ayudarles a sacarle partido a este nuevo servicio, pero es importante apoyarse en profesionales que le ayuden a definir correctamente su objetivo.


Big Data - Taller Agencia

Centrémonos, 'Big Data' es 'Big Data'

Centrémonos, 'Big Data' es 'Big Data'

Desde los inicios mi andadura sobre esta nueva línea de negocio, allá por 2011, he ido comprobando como el Big Data ha pasado de ser un concepto de Marketing a una realidad. Esto, sumado a la aparición de nuevos roles profesionales, tales como el ‘Data Scientist’ o ‘Data Steward’ han hecho que las empresas estén expectantes por conocer cómo se puede aplicar en sus propias estructuras.

Durante estos más de 5 años desarrollando esta tarea también hemos sufrido una mutación similar, pasando del desarrollo tecnológico de motores de localización y captura de datos, hasta la formación en procesos científicos para la explotación y gestión de los mismos. Llegados a este punto y echando la vista atrás, hemos visto como los clientes desconocían el qué tenían que hacer, el qué tenían que implantar y sobre todo, el qué conseguirían con esto. Esto viene fundamentado principalmente porque al ser un término tan sumamente novedoso las propias empresas que comercializamos el servicio hemos provocado en el cliente una gran confusión. Multitud de artículos, multitud de definiciones, multitud de nuevos conceptos han dificultado la entrada de este servicio en las empresas.

Big Data Taller eMarketingPor todo ello y tras un arduo trabajo de construcciones de definiciones e intentos de buscar el ‘claim’ perfecto, a nosotros nos gusta definir el Big Data como: “El Big Data consiste en aplicar procesos científicos a los datos extraídos de Internet y sus plataformas para que, profesionales de la comunicación, Social Media Manager, empresas de marketing online, profesionales del marketing y publicidad, puedan definir, afinar y medir sus acciones y estrategias”.

Para conseguir esto, el aporte de una tecnología versátil y adaptable y el conocimiento de la gestión de datos, combinados con la experiencia y profesionalidad de personas conocedoras de su industria hacen que el Big Data tenga sentido.